NATACIÓN

 

El 90% de los refugiados de Lesbos han llegado a la isla por mar desde Turquía en condiciones sumamente peligrosas, muchos de ellos cayeron al mar o vieron cómo caían otras personas durante la travesía de la vergüenza. Muchas personas arrastran un trauma grave relacionado con el agua debido a ese viaje y la inmensa mayoría no saben nadar. YSFR ayuda a que estas personas se reconcilien con el mar y a que muchas otras aprendan a nadar por primera vez en la vida.

Cuando empieza la temporada y suben las temperaturas, comienzan las clases de natación, que son de las más exitosas de YSFR. Siempre bajo la atenta mirada de un socorrista, las personas voluntarias enseñan los pasos más básicos para aprender a nadar y organizan actividades de ocio en la playa de Kara-Tepe. Los objetivos principales de estas clases son: aprender a nadar, superar el trauma del mar y generar un espacio de desinhibición en un entorno natural y… Divertirse!