ARTES MARCIALES PARA LA PAZ

 

Las artes marciales se han convertido en uno de los proyectos más importantes de la ONG, siendo una de las actividades con mayor afluencia de personas usuarias. Cada día participa mucha gente y todos los profesores encargados de llevar a cabo las actividades son refugiados de Lesbos, que disponen de una enorme experiencia en cada deporte. Los deportes de contacto son muy importantes en los países de origen de muchos de los usuarios, prácticamente todos ellos los practicaban antes de llegar Europa. Éste hecho permite que retomen una actividad que desarrollaban en su rutina previa a su huida por la supervivencia.

YSFR entiende que recuperar esas actividades con las que se sienten cómodos ayuda a que no perciban toda la isla como un entorno hostil, y practiquen deportes que les gustan y que para ellos representan una forma de consagración del alma y el cuerpo desde la sobriedad y el autocontrol. Esta actividad se traduce en una gran cantidad de beneficios tanto a nivel físico como psíquico: les ayuda a canalizar la energía, la ira y la tensión acumuladas; motiva la disciplina y la gestión emocional y sobre todo es una manera que encuentran de calmarse y encontrar paz desde el respeto por los compañeros y el entrenador.

Algunas artes marciales que hacemos son Kickboxing, Taekwondo and Muay Thai.